LA RUNA DE

ODÍN


En su uso oracular, hay varias formas de interrogar la sabiduría rúnica. La más sencilla y difundida de ellas es el método conocido como “La Runa de Odín”.

En la mitología nórdica Odín es el dios de la palabra y de la sabiduría; es el Señor de las Runas por haberlas hecho conocer por todos, consolidando así su función de guía, comunicador y maestro. De ahí la importancia de este método.

La Runa de Odín, el dios más elocuente y sabio, nos indica qué tipo de energía rige sobre una determinada situación o persona, así como acerca del momento que defines para tu pregunta.

Procedimiento

Ante todo ten presente el procedimiento general de toda consulta a las runas. Siguiendo ese procedimiento, extrae una única runa para para obtener una respuesta concreta a tu pregunta, conocer la tendencia global de aquello que te preocupa u obtener un consejo.

Esta runa será la señal para guiarte, pues marcará el rumbo de los acontecimientos y actitudes a seguir, te dará el consejo que necesites e incluso te indicará el “clima” de la situación que te inquieta a fin de que estés prevenido y sepas cómo actuar.

Con este método en especial, nuestra actitud debe ser activa: una vez obtenida la Runa de Odín, sea cual fuere, busca su significado y analiza con responsabilidad y seriedad cómo se ajusta a la pregunta, a tu vida o la situación que quieres conocer.

Extraer una única runa puede ayudar a enfocar claramente el problema, pues proporciona una perspectiva directa, fresca y simple. Mediante esta lectura, lo que hacemos es invitar a la mente a funcionar intuitivamente.